Soldado o Cabo

Publicado por Juan Leon Rodriguez 5º86 el 7th Nov 2012 | Ver todos los artículos de Juan Leon Rodriguez 5º86
*Con vuestra ayuda, y según las Reales Ordenanzas para el Ejercito, del año 1978, por las que nuestra querida Unidad, se ha regido prácticamente todo el tiempo. Vamos a debatir, ¡quién estuvo más puteado y quién tenía menos obligaciones. *Hemos hablado mucho de nuestras historias, pero abramos un pequeño debate, sobre las obligaciones y deberes. DEL SOLDADO Artículo 49.- El soldado constituye el elemento básico del Ejército y representa la aportación esencial de los ciudadanos a la defensa de la Patría. De su valor y preparación depende, en gran parte, la eficacia de las Fuerzas Armadas.Artículo 50.- Desde su incorporación a filas obedecerá y respetará a todo oficial y suboficial de cualquiera de los Ejércitos, a los cabos de su propia unidad, y a todo aquel que le estuviera mandando, sea en guardía, destacamento u otra función del servicio. Deberá saber con exactitud el nombre de sus jefes inmediatos y estar capacitado para identificarlos adecuadamente. Artículo 51.- No manifestará tibieza en el servicio, sentimiento de la fatiga que exiga su obligación, ni desagrado por las condiciones que impone la vida militar. Se esmerará en el conocimiento de sus deberes, afin de desempeñarlos con eficacia. Artículo 52.- Conservando en perfecto estado su armamento, material y equipo, debe el soldado tener mucha confianza en ellos, persuadido de que conociendo perfectamente su uso, manteniendo la formación o puesto de combate y estando atento y obedeciendo al mando, contribuirá a alcanzar la victoria. Artículo 53.- En toda acción de paz o de guerra guardará el orden y silencio apropiados, conocerá el lugar que le corresponda para acudir a él con prestaza, conservará la disciplina y actuará de acuerdo con las instrucciones vigentes y las órdenes de su jefe. Artículo 54.- Pondrá máxima atención en todo lo que concierna al uso de las armas de fuego, consciente de la gran importancia que tiene para la seguridad de todos. No disparará su arma sin que lo disponga quien le mande, axcepción de los casos previstos para el centinela. Artículo 55.- Desempeñará con interés y diligencia cuantos trabajos y cometidos, relacionados con el servicio, se le confieran, mostrándose digno de la confianza y aprecio de sus jefes. Asistirá a las revistas, formaciones y demás actos que señale el régimen interior de la Unidad, extremando en todo la puntualidad y policía. Artículo 56.- El soldado se esmerará en mantener el buen estado de su vestuario y equipo perosnal. En todo momento con su conducta, porte y aire marcial ha de acreditar la instrucción recbida y contribuir al prestigio de las Fuerzas Armadas. ARtículo 57.- Deberá conocer los derechos y deberes que le asisten y las Leyes Penales que le afecten, las cuales le serán leídas y explicadas en su Unidad. Artículo 58.- Los trabajos y servicios mecánicos se realizarán con igual diligencia que los de armas, pues hacen posible la vida de las unidades, el bienestar de la tropa y consumen recursos que son propios de la nación. Artículo 59.- Al entrar de guardía deberá conocer, en aquello que le corresponda, lo establecido sobre este servicio, especialmente las obligaciones del centinela, y estar capacitado para reaccinar con prontitud en las situaciones de peligro. Artículo 60.- Todas las órdenes que el centinela reciba han de dárselas por conducto de su cabo, pero si en el algún caso particular quisera dar algunas por sí el comandante de la guardía, la recibirá y la reservará cuando así se lo encargue. Artículo 61.- El que estuviere de centinela hará respetar su autoridad y el puesto que guarda. Si alguien le desobedeciere, le advertirá primero, pero si tiene funda sospecha de que resulta amenazada su persona o la seguridad de su puesto, usará el arma. Artículo 62.- Dará la alerta cuando la situación lo requiera e informará al cabo o comandante de la fuardía de las novedades que se prodezucan, utiliazando el procedimiento para ello establecido. Artículo 63.- Mientras esté de centinela dedicará todo su cuidado a la vigilancia de su puesto, sin hace nada que le distriga de tan importante obligación. Nunca dejará el arma de la mano y no le entregará a persona alguna bajo ningún pretexto. Artículo 64.- Si se encuentra vigilando un lugar califaco de secreto, impedirá que toda persona, aun siendo militar, salvo que esté expresamente autorizada. Inrtente penetrar o se acerque a él, saque fotografías, tome apuntes o lleve a cabo cualquier actividad sospechosa. DEL CABO... Artículo 65.- El cabo, como jefe más inmediato del soldado, se hará querer y respetar de él, no le disimulará jamás las faltas de subordinación, le infundirá amor al servicio y mucha exactitud en el desempeño de sus obligaciones, será firme en el mando, graciable en lo que pueda y será comedido en su actitud y palabras aun cuando sancione o reprenda. Artículo 66.- Inculcará al soldado la discipplina y demás virtudes militares que desde su incorporación al servicio ha de apreciar y boservar, le enseñará sus deberes y derechos, asi como a vestir el uniforme con propiedad, conservar su equipo, cuidar las armas y conocer su unidad. Artículo 67.- Cumplirá y hará cumplir las órdenes de sus jefes. Conocerá extactamente sus obligaciones especificas y las de sus subordinados, tantos las generales del servicio como las particulares del cometido que desempeñe. Artículo 68.- Sintíendose responsable de la importancia de su cometido deberá hacerse digno de la cnfianza de sus jefes en todo lo que se refiere al desempeño de sus funciones.

Comentarios

0 Comentarios

     
Por favor ingresa o regístrate para publicar en esta red social.
Click aquí para entrar.