Date a conocer aquí a los demás

ATENCIÓN - Tienes que ser miembro de Amigosdelamili.com para poder participar y escribir con los demás.

PINCHA AQUÍ Y ÚNETE YA A Amigosdelamili.com

Notificarme por email los nuevos comentarios –

La Base Ruy González de Clavijo cerca de la localidad de Qala-e-now provincia de Badghis en el norte de Afganistan fue la principal base del ejército español en aquel país, disponía de 700.000 metros cuadrados y capacidad para 1.200 soldados. Junto a unidades de otros países también estuvo presente en las provincias de Herat y Badghi.

La misión internacional se creó a raíz de los ataques a las Torres Gemelas y el Pentágono por parte de la organización terrorista Al Qaeda y por la resolución 1386 de 20 de diciembre de 2001 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a fin de colaborar con el gobierno y formar a las Fuerzas de Seguridad Afganas contra los talibanes.

Por primera vez la OTAN aplicó su artículo 5 que obliga a todos sus miembros a defender a uno de ellos si es atacado, El consejo de ministros español de 27 de diciembre de 2001 autorizó la participación de tropas españolas e integración en la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad) que sería liderada por la OTAN mediante la operación Libertad Duradera. En enero de 2002 llegaron los primeros 350 militares a Kabul, en 2005 tomó el mando de la base de Herat y creó un hospital de campaña y en 2008 se inició la construcción de  la Base Ruy González de Clavijo en Qala-e-now que sería inaugurada en julio de 2010.

Las Posiciones Avanzadas de Combate dependían de la Base Gonzalez de Clavijo y su misión era la de establecer zonas de seguridad más hayá de la base predominando las carreteras como vias de comunicaciones que eran de tierra. Estos acuartelamientos estaban construidos a base de tiendas de campaña protegidas por red mimética, sacos de arena y bloques de hormigón dado un aspecto de laberinto. disponían de depuradora de agua ya que el agua la recibían de ríos mediante camiones cisterna, la comida del personal la de combate aunque mejorada y la situación de guardia permanente dados los ataques de talibanes.

- Posición Avanzada de Combate Bernardo de Gálvez II en Ludina provincia de Badghis, a unos 35 km de la Base Ruy González de Clavijo su misión fue la de mantener la seguridad de la carretera entre Badghis con Bala Murghab.

Posición Avanzada de Combate Ricketts en Mogur provincia de Badghis, constituido en junio de 2010 a fin de dar seguridad desde el acuartelamiento hasta Darreh i Bum incluida la carretera, aquí falleció el último militar español en Afganistán el sargento David Fernández Ureña del Regimiento de Pontoneros de Zaragoza.

Posición Avanzada de Combate Hernán Cortés en Darreh i Bum provincia de Badghis, su misión era crear una zona de seguridad entre Murghab y Muqur.

Base de Apoyo Avanzado Camp Arena en Herat, era una base logística multinacional con unos 2.500 militares de los cuales unos 450 españoles que disponían de acuartelamiento própio, Base España. Disponía del aeropuerto donde prestaban servicio aviones Hercules y helicópteros de transporte Cougar y Chinook y de ataque Tiger. Aquí se instaló el hospital español de campaña ROLE 2.

Durante 2012 se inició el repliege de los 1500 militares españoles y 40 guardias civiles destinados entregando el mando de la seguridad de la provincia de Badghis a las fuerzas afganas. En febrero de 2013 se les entregan los acuartelamientos de Bernardo de Gálvez II en Ludina, Hernán Cortés en Darreh i Bum  y Rickets en Moqur y el 25 de septiembre la base Ruy González de Clavijo. El 31 de diciembre de 2014 la ISAF da por finalizada su participación en Afganistan iniciandose la operación Resolute Support de la OTAN con acuerdo del gobierno afganés y que tras prórrogas finaliza el 31 de diciembre de 2020 si bien ya con una presencia española no superior a 100 militares, su misión ya no es la seguridad del territorio frente a los talibanes sinó la asistencia, entrenamiento y asesoramiento a las instituciones afganas.

La misión española en Afganistán hasta 2015 se cobró la vida de 93 personas: 8 por ataques con explosivos, 3 por disparos directos, 80 por accidentes y 2 por infarto y un costo económico de 3700 millones de euros (datos de whikipedia) a los que se pueden añadir los 62 militares españoles fallecidos en el accidente del YAC-42 el 26 de mayo de 2003 y los dos policías nacionales en el atentado a la embajada española en Kabul el 11 diciembre de 2015. 

Lectura recomendada: https://ejercito.defensa.gob.es/Galerias/multimedia/revista-ejercito/2014/Revista_Ejercito_878_Extra_Mayo_2014.pdf