Date a conocer aquí a los demás

ATENCIÓN - Tienes que ser miembro de Amigosdelamili.com para poder participar y escribir con los demás.

PINCHA AQUÍ Y ÚNETE YA A Amigosdelamili.com

Notificarme por email los nuevos comentarios –

La Unidad de Servicios del Acuartelamiento Capitán Guiloche tiene como misión la seguridad y mantenimiento de las instalaciones, ofrecer los transportes necesarios y la atención al personal en cuanto a sanidad, alimentación, vestuario, apoyo y prevención de riesgos laborales.

El Acuartelamiento Capitán Guiloche es conocido como el cuartel de Artillería de Fuencarral al ser este su término municipal. Actualmente es el acuartelamiento del Cuartel General del Mando de Artillería Antiaérea y del Regimiento de Artillería Antiaérea nº 71, unidad creada en 1939 y que después de estar en Campamento, Getafe en Madrid y Villanubla (Valladolid) desde 1996 está unificado en el Capitán Guiloche.

En Fuencarral estaba establecida la Escuela de Aplicación y Tiro con las secciones de Campaña y Antiaérea (de Costa estuvo en Cadiz hasta el año 2000)) y en 1975 se fusionó con la Academia Especial de Artillería.
A la Académia de Artillería de Fuencarral asistían los alumnos del último año de formación de la AGM de Zaragoza y de la de suboficiales de Talarn a si como los de Milicias Universitarias (IMEC) de la escala de Complemento. Con el plan META en 1989 las actividades educativas se trasladaron a la Academia de Segovia

5597375479?profile=RESIZE_400x

Enrique Guiloche Ferrer nació en Mentrida, Toledo el 8 de mayo de 1874 ingresó en 1892 en la Academia General Militar continuando el siguiente año en la la Academia de Artillería siendo su primer destino en Mahón y despúés en otros destinos, Segovia, Madrid ascendido a capitán en 1906 y destino Melilla. En defensa de su posición de artillería en Sidi Ahmed el Hach falleció enfrentandose cuerpo a cuerpo al enemigo el 18 de julio de 1909. El cañón sobre el que murió se encuentra en el Museo del Ejército. El capitán Guiloche que ya disponía de la medalla de Alfonso XII, y la Cruz de 1.ª Clase del Mérito Militar con distintivo blanco por su heroicidad fue ascendido a comandante a título postumo y se le concedió la Cruz de 1.ª Clase laureada de la Orden de San Fernando.