Deja aquí tus condolencias a las víctimas del Coronavirus..... Click aquí

Una niña australiana de once años demostró sus habilidades de ingeniería recientemente al convertir un viejo buggy de golf en un genial goart eléctrico. Con su padre profesor de ciencias supervisando, Mikalah retiró el viejo asiento y puso nuevas baterías. Luego, cortó una base de madera contrachapada con una sierra de calar y atornilló un asiento de plástico. Finalmente, ella ajustó la columna de dirección y se alejó, corriendo alrededor de la propiedad de la familia en Terrigal, al norte de Sydney.

ATENCIÓN - Tienes que ser miembro de Amigosdelamili.com para poder participar y escribir con los demás.

PINCHA AQUÍ Y ÚNETE YA A Amigosdelamili.com

Votos 0
Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –

Respuestas

  • Olé olé olé...
    Me recuerda cuando de niños, buscábamos tablas y conseguíamos rodillos de níquel y con palos de cepillo de barrer, más los rodillos y la tabla, nos construiamos nuestros patinetes.
    Madre mía!!! la veces que yo me escalable, cuando me tiraba cuesta abajo, llegaba a casa me echaba un poco de vinagre y sal... y a la calle otra vez... jajaja

    Ojalá los niños hoy en día, tuvieron los medios y la imaginación que teníamos antes, para construirnos los juguetes, o lo que fuera para divertirnos.

Esta respuesta fué eliminada.