Más de 300 mil maravedíes le costó a la Corona española la única nao de las cinco que completó la primera circunnavegación de la Historia. De nombre profético (Victoria), aquella nave tenía una capacidad de carga de 102 toneladas y zarpó el 10 de agosto de 1519 de Sevilla con 45 hombres. La lista de oficios que faneaban en ese navío (marinos, grumetes, contramaestres, barberos, capitanes, lombardero, piloto...) era tan larga o más que la del número de supervivientes –dieciocho– que serenaron las penas de un corazón transido de latir en la infinitud del mar cuando en el horizonte vieron cómo asomaba la tierra. Era Sanlúcar de Barrameda un 6 de septiembre. Fueron tres años de travesía y muchas bajas: de los más de dos centenares de tripulantes solo volvieron estos 18.

Más allá de un puñado de azulejos con sus nombres en Salúcar de Barrameda y un par de placas conmemorativas en los pueblos en los que nacieron, su legado se pierde en el montón de papeles que compone el Archivo General de Indias. De Elcano es del que más datos tenemos, del resto apenas hay algunas pinceladas biográficas. ¿Quiénes eran? Repasamos las biografías de algunos de los 18 supervivientes.

3425888953?profile=RESIZE_710x

Juan de Acurio
Marino contramaestre de la nao Victoria. Natural de Bermeo, donde nació en 1493. A Sevilla llega en 1451 para la puesta a punto de la flota el primero de marzo. Por este trabajo recibió 565 maravedís por medio mes. Por 2.000 maravedís mensuales desempeñó la labor de contramaestre de la nao Concepción, buque que en 1521 fue quemado por sus propios navegantes en las islas Filipinas debido a su mal estado. Su jornal final como contramaestre de la expedición: 231.223 mrs, 65.848 de sueldo y 165.375 de quintaladas (una suerte de sobresueldo para los expedicionarios).

Embarcó con apenas 25 años. Sabía leer y escribir. Trabó una estrecha relación con Elcano en los preparativos de Sevilla que mantuvo hasta su muerte. De hecho, antes de partir se dieron mutuamente poderes sobre sus bienes.

En 1524, la Junta de Badajoz se reunió para resolver el litigio de a quién correspondían las Molucas, si a Portugal o España. Allí, Acurio realizó una declaración sobre los acuerdos entre los reyes de las Molucas y los capitanes de la expedición, Elcano y Espinosa. Años después en 1534, ayudó a las viudas de los marineros vascos caídos en el mar para que recibieran el jornal que les correspondía. Alegó que estas mujeres vivían en «extrema pobreza»

 

Juan de Arratia
Grumete. Natural de Bilbao. Fue, junto a Juan de Zubileta, el único navegante que dio la vuelta al mundo en sin cambiar de nao...

 

Seguir leyendo: https://www.abc.es/cultura/abci-18-supervivientes-primera-vuelta-mundo-historia-201908110112_noticia.html

Foto de internet

ATENCIÓN - Tienes que ser miembro de Amigosdelamili.com para poder participar y escribir con los demás.

PINCHA AQUÍ Y ÚNETE YA A Amigosdelamili.com

Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –