Deja aquí tus condolencias a las víctimas del Coronavirus..... Click aquí

Efectivamente, tal y como sospecháis, era solo una leyenda, estuve destinado en el laboratorio de cocina desde enero 1981, y eso del bromuro nada de nada. Imagino que el estar rodeado continuamente de tios vestidos  de verde era lo que nos hacia estar mas calmados de lo normal a esa edad.

ATENCIÓN - Tienes que ser miembro de Amigosdelamili.com para poder participar y escribir con los demás.

PINCHA AQUÍ Y ÚNETE YA A Amigosdelamili.com

Votos 0
Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –

Respuestas

  •   Yo lo escuché decir muchas veces. Tambien escuché lo contrario otras muchas. Nunca saqué nada en concreto, aunque sospecho que no.

  • en el periodo  del campamento se escuchaba mucho de que si agregaban bromuro en las comidas , lo que si puedo asegurar es que en el cuartel ,,,no,,, yo fui cocinero y eso no se utilizaba....hablo de 1978 en las Palmas de Gran Canarias

  • Estoy leyendo vuestras opiniones, y os tengo que decir que si no era cierto lo decian , pues yo entré en Abril de 1.973, en el CIR n.º. 8 de Rabasa en Alicante, y los auxiliares ya lo comentaban, que lo daban en el TODY, de las 8h de la mañana, porque el desayuno era como si lo estuviera oyendo Fuerzahor con leche y suizos, y bocadillo de mortadela la mayoria de los dias, pero después de los lotes que nos metian a instrucción que por las tardes sobre las 6h. aproximadamente teniamos que hacer CAIMAN, asi que nos quedamos campeones de Orden de Combate, en mi Reemplazo.

     

  • Pues yo andaba leyendo sobre el bromuro y por lo visto en los siglos XIX y XX se usaba como anticonvulsivo contra la epilepsia, lo que confirmaría sus propiedades como calmante. Ahí lo dejo...

    • Cierto Marcel. El bromuro de potasio, se prescribía en el siglo XIX como remedio contra la epilepsia.
      Pero tenían un curioso efecto secundario: reducían la libido, lo cual reforzaba la idea errónea, común en aquella época, de que la causa de la epilepsia era la masturbación excesiva.
      Este efecto secundario fundamenta la leyenda urbana que dice que al té de los prisioneros de la primera Guerra Mundial le añadían bromo para reducir sus impulsos sexuales. De ahí que la leyenda urbana, del servicio militar obligatorio en España, alimentara también esa leyenda urbana, al llegar al campamento y faltarnos la libido, buscábamos la ilógica fácil del bromuro en las bebidas.
      Por cierto los compuestos bromados también se han hecho camino en la comida y en el agua que bebemos. De hecho, hasta hace poco se añadían a bebidas como la Fanta y el Gatorade.
      Pero estoy seguro que en la mili era un problema psicológico y de estrés. Para nada quimico.

    • Pero si te ponen en la comida un calmante te dejan tonto para las palizas que nos pegaban, sobre todo en los primeros dias del CIR

  • Yo estoy seguro de que lo echaban porqué en el CIR más de una vez quitabamos de las lentejas y de la sopa un polvo blanco sin disolver cómo si lo hubieran echado deprisa. Lo que no se si era Bromuro Sodico o Posasico...

    • O que las lentejas estaban sin lavar y las echaban a la olla directamente del saco, llenas de polvo

      • Ese polvo no suele ser blanco y tampoco creo que fuera levadura..

         

        • Pues yo en la mili me follaba hasta un tubo de escape si hacia falta, como decia uno, llevando faldas hasta los curas caen

Esta respuesta fué eliminada.