La sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha confirmado la sanción de suspensión de un año de empleo impuesta a un agente de la Guardia Civil que decidió quedarse “observando” cómo su compañera de patrulla trataba de inmovilizar y detener a un hombre, que había sido denunciado por galopar con su caballo entre los viandantes cerca de la ermita del Rocío.

Según los hechos probados de la sentencia del Tribunal Supremo, el 27 de diciembre de 2015 este agente de la Guardia Civil se encontraba de servicio en el puesto de El Rocío de la Comandancia de Huelva, en el que estaba al mando.

Información completa: https://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20191215/472240909447/sancion-guardia-civi-ayuda-companera.html

 

ATENCIÓN - Tienes que ser miembro de Amigosdelamili.com para poder participar y escribir con los demás.

PINCHA AQUÍ Y ÚNETE YA A Amigosdelamili.com

Enviarme un correo electrónico cuando me contesten –

Respuestas

  • Para ingresar en la GC hay que superar un test psicotécnico. O lo hacen mal o lo de ser un acojonado no lo miran. Si no se tienen huevos mejor no ser guardia civil.

  • No ayudó a su compañera, no impuso la ley como era su obligación y todo con el agravio de que estaba al mando. Inaceptable en cualquier situación civil y una verguenza para la Guardia Civil.

  • No hay nada peor que un cobarde,al compañero no se le abandona nunca.Que tengas buen descanso y piensa si vales para trabajar como Policía.

  • Otra vez me parece que la justicia militar es muy blanda con los militares y que si un hecho parecido se hubiera dado en una empresa de seguridad privada el en este caso acusado lo hubieran echado a la puta calle por acojonado e inútil para el empleo.

Esta respuesta fué eliminada.